Como conservar el Ramo de Novia

Para la mayoría de las novias uno de los complementos más importantes el día de su boda es el ramo de novia. Pero claro, los ramos de flores naturales son perecederos, duran muy poco y al final solo queda el recuerdo en las fotografías o vídeos. Por eso, hay muchas novias que no se resignan […]

Para la mayoría de las novias uno de los complementos más importantes el día de su boda es el ramo de novia.

Pero claro, los ramos de flores naturales son perecederos, duran muy poco y al final solo queda el recuerdo en las fotografías o vídeos.

Por eso, hay muchas novias que no se resignan a perder su ramo, quieren poder tenerlo a su alcance para poder revivir recuerdos y emociones de ese día tan especial, ási que deciden conservar el ramo de novia.

Hay distintas técnicas de para conservar el ramo de novia, dependiendo también del tipo de flor, hay algunas que son más fáciles de secar que otras, y esto conviene saberlo antes de elegir el ramo.

La técnica más fácil y común es poner las flores boca abajo en pequeños grupos de 3 o 4 unidades y de forma escalonada, es decir, a distinta altura, para que no se peguen las unas a las otras, en algún sitio oscuro, sin humedad y con buena ventilación. Posteriormente rociarlas con laca o barniz en aerosol procurando que el producto llegue a todos los sitios del ramo.

Otra técnica es el prensado, que consiste en descomponer el ramo hoja por hoja y meter cada una entre las páginas de un periódico. Una vez hecho esto hay que poner encima algo muy pesado, como un libro grueso y estar pendiente de cambiar los periodicos cuando se vaya humedeciendo. Previamente se debe realizar una foto al ramo para ver como era de forma original para luego poder recomponerlo.

Con esta técnica se pueden hacer cuadros y enmarcaciones en láminas muy originales, bonitos y decorativos.

También se puede realizar el ramo de novia con flores preservadas, que son flores naturales que han sido sometidas a un tratamiento especial de conservación para que luzcan perfectas el día de la boda, como si fueran flores frescas y además se mantengan igual de perfectas con el paso del tiempo.

En cualquier caso se puede acudir a empresas especializadas, que aparte de dar buenos consejos y ayudar a la conservación realizan verdaderas obras de arte con los ramos de novia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *