El Segundo vestido de Novia

Cada vez es más habitual que las novias cambien su vestido de novia antes o durante la celebración del banquete de bodas. Los invitados se percatan que en algún momento de la celebración la novia ha dado el cambiazo a su vestido de novia por otro modelo más cómodo y diferente. No podemos decir que […]

Cada vez es más habitual que las novias cambien su vestido de novia antes o durante la celebración del banquete de bodas.

Los invitados se percatan que en algún momento de la celebración la novia ha dado el cambiazo a su vestido de novia por otro modelo más cómodo y diferente.

No podemos decir que es una práctica común entre las actuales novias ya que muchas de ellas ni se lo plantean, ya que han gastado demasiado en su vestido y realmente es para un rato y deciden que deben lucirlo durante todo el tiempo que dure la celebración, ya es difícil decidirse por un vestido después de tanto mirar y tantas pruebas como para hacerlo con dos vestidos.

Sin embargo otras muchas novias se decantan por esta opción de tener un segundo vestido de novia, el principal motivo para optar por esta opción es la comodidad, sobretodo si has elegido como vestido principal uno una larga cola o con mucho volumen en falda.

Con este según do vestido de novia se pretende estar más relajadas y poder desplazarse fácilmente para poder interactuar con todos los invitados a la boda, se deja a un lado la solemnidad del vestido de novia principal para lucir un poco de color, lo que se pretende como ya hemos comentado es que la novia pueda disfrutar de su día lo más cómoda posible.

Por eso si vais a pensar en un segundo vestido de novia debéis pensar en además de ir guapas, casi en exclusiva en la comodidad, algo que te haga sentir libre, te permita bailar como te gusta, poder desplazarte tranquilamente y estar mucho tiempo de pie atendiendo a tus invitados.

Si tienes el presupuesto suficiente para poder tener un segundo vestido de novia, te recomendamos que valores esta opción, seguro que agradeceras después de unas horas ponerte más comoda y disfrutar con tus invitados del resto de la boda sin perder la elegancia propia del día de tu boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *