Que hacer con el ramo de novia después de la boda

El ramo de novia es uno de los complementos más importantes para una novia el día de su boda, algo muy personal y que cada vez es elegido con más cuidado y esmero. Pero al contrario que con otros complementos o detalles como los zapatos o los pendientes que sabemos que podemos guardar en principio […]

El ramo de novia es uno de los complementos más importantes para una novia el día de su boda, algo muy personal y que cada vez es elegido con más cuidado y esmero.

Pero al contrario que con otros complementos o detalles como los zapatos o los pendientes que sabemos que podemos guardar en principio para siempre, el ramo es algo en general que no se conserva porque muchas veces no se sabe muy bien que hacer con él, como hacer para que no se estropee.

¿Y que se puede hacer con el ramo de novia después de la boda? Os damos varias opciones:

  • Entregárselo a alguien especial, a una hermana, cuñada, amiga íntima, en principio mujer soltera y que quien sabe, podría ser la siguiente en casarse. El problema que puede surgir aquí es elegir la persona adecuada y procurar que nadie se enfade u ofenda por no haber sido la elegida.

  • Lanzarlo al puro estilo americano como hemos visto en muchas películas: es una forma muy divertida de entregarlo, generalmente se sitúan las solteras detrás de la novia, y ésta de espaldas lanza el ramo. Así no hay problema de pensar a quien dárselo y que alguien se pueda enfadar por no haber sido la elegida.

  • Entregarlo a algún ser querido que haya fallecido (llevarlo al cementerio) o en el caso de que haya algún familiar o persona allegada en el hospital llevárselo como recuerdo y para que sepa, que aunque no haya podido acudir a la boda, se le ha echado en falta.

  • Entregar a algún santo o virgen como ofrenda.

  • Y por último muchas novias deciden conservar su ramo y quedárselo ella mismas. Hay muchas técnicas de conservación, pero en caso de duda, lo mejor es acudir a los profesionales que aconsejen cual es la mejor forma para conservar el ramo.

Unas bonitas formas de rendir homenaje a ese complemento tan especial y que cada vez toma más protagonismo en las bodas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *