Luna de miel en Bruselas

Bruselas es la capital de Bélgica y la sede administrativa de la Unión Europea, un destino a tiro de piedra donde poder pasar una bonita luna de miel y desconectar del estrés de la boda. Sin duda hay tres lugares imprescindibles que definen Bruselas: La Grand Place, el Manneken Pis y el Atomium. La Grand […]

Bruselas es la capital de Bélgica y la sede administrativa de la Unión Europea, un destino a tiro de piedra donde poder pasar una bonita luna de miel y desconectar del estrés de la boda.

Sin duda hay tres lugares imprescindibles que definen Bruselas: La Grand Place, el Manneken Pis y el Atomium.

La Grand Place es una de las plazas más bonitas, conocidas y visitadas de Europa, situada en el centro de la ciudad el gran conjunto arquitectónico que rodea la plaza está formado, entre otros, por edificios tan espectaculares como el Ayuntamiento, la Casa del Rey y la Casa de los Duques de Brabante (seis casas de los gremiales situadasa entre los numeros 14 a 19). Una de las mejores estampas que ofrece Bruselas es la Grand Place de noche, iluminada.

Nadie puede viajar a Bruselas y no ir a visitar el Manneken Pis, que situado muy cerca de la Grand Place es uno de sus grandes simbolos, una estatua de unos 50 centímetros de alto que representa a un niño orinando en una pila. El Manneken Pis está rodeado de distintas historias o leyendas curiosas.

Y la tercera visita por excelencia es al Atomium, uno de sus monumentos más destacados, formado por nueve esferas de acero que representan una molécula de cristal ampliada 165 mil millones de veces. Como dato curioso, en la esfera superior hay un restaurante.

Otras visitas recomendadas de Bruselas son:

El Palacio Real, alejado del centro de la ciudad, no es la residencia oficial de los reyes, pero si su lugar de trabajo, donde tienen sus despachos.

El Palacio del Cincuentenario es un conjunto arquitectonico que aparte de albergar 3 museos, destaca por su arco del triunfo central, formado a su vez por tres coronados por una escultura de una cuádriga de bronce.

En cuanto a edificios religiosos destacan la Catedral de Bruselas, situada en la zona centro de la ciudad es un bonito ejemplo de estilo gótico, Notre Dame du Sablon, otra bonita construcción y la Basílica del Sagrado Corazón, de grandes dimensiones, de estilo Art Decó coronada por una cupula de color verde y un bonito mirador desde el que admirar la ciudad.

Y por último, en una visita a Bruselas merece la pena un paseo para conocer por la zona del Parlamento Europeo.

Como recomendación adicional para darse un gustazo culinario en la luna de miel, en Bruselas destaca tanto la excelente calidad de su chocolate como la gran variedad de sus cervezas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *