Luna de miel en Florencia

Florencia, un destino de luna de miel perfecto, una ciudad que desprende arte en cada rincón, un lugar perfecto para relajarse y disfrutar después del ajetreo de la boda. Situada en Italia está considerada la cuna del Renacimiento Italiano y una de las cunas mundiales del arte y arquitectura donde numerosos pintores, escritores, arquitectos y […]

Florencia, un destino de luna de miel perfecto, una ciudad que desprende arte en cada rincón, un lugar perfecto para relajarse y disfrutar después del ajetreo de la boda.

Situada en Italia está considerada la cuna del Renacimiento Italiano y una de las cunas mundiales del arte y arquitectura donde numerosos pintores, escritores, arquitectos y escultores han dejado plasmadas sus obras de arte.

Sin duda Florencia tiene tres lugares maravillosos para explorar a fondo, y que son su seña de identidad: el Ponte Vecchio, la Piazza del Duomo y la Piazza Della Signoria.

  • El Ponte Vecchio (Puente Viejo): practicamente es la mayor seña de identidad de Florencia, es el puente de piedra más antiguo de Europa (data del año 1345). Su peculiar estructura está formada por tres arcos que sostienen casas colgantes que en la actualidad están ocupadas en su mayor parte por joyerías.

También es uno de los puentes más conocidos del amor, ya que las parejas colocan sus candados en el puente como símbolo de su amor.

Sobre el puente se construyó el Corredor Vasariano que une el Palacio Vecchio con el Palacio Pitti.

  • Piazza del Duomo: es sin duda la plaza más famosa de Florencia, un lugar mágico que tiene mucho que ofrecer a aquellos que se acercan a visitarla:

    • Catedral de Santa Mª del Fiore (de las Flores): espectacular construcción que destaca desde cualquier punto de la ciudad, aparte de su inmensidad lo más destacado y conocido de la Catedral es la Cúpula de Brunelleschi, de 114 metros de altura y 45 metros de diámetro, una autentica obra de arte tanto exterior como interiormente ya que está decorada con diversas pinturas cuyas escenas representan el Juicio Final.

    • Campanile de Giotto: es el campanario de la Catedral, una preciosa torre de estilo gótico de unos 85 metros de altura maravillosamente decorada por incrustaciones de colores de mármol. Se puede subir al campanario y obtener unas espectaculares vistas de Florencia.

    • El Baptisterio Di San Giovanni: famoso por sus tres puertas de bronce, tan magníficas que son conocidas como las Puertas del Paraiso, sus relieves representan escenas del Antiguo Testamento.

    • Otros edificios destacados de la Piazza del Duomo son la Loggia de Bigallo y el Museo dell’Opera del Duomo.

  • Piazza Della Signoria (Plaza de la Señoría): es la plaza central y principal de la ciudad y donde se desarrolla parte de su vida social, y entre los edificios y monumentos a visitar en la plaza destacan:

    • El Palazzo Vecchio (Palacio Viejo), palacio de gobierno de los Medici, una construcción con forma de castillo, donde destaca la Torre de Arnolfo que mide 95 metros de altura. A su entrada se pueden admirar una copia del David de Miguel Angel y la estatua de Hercules y Caco.

    • La Loggia dei Lanzi es una construcción que se asemeja a una especie de pórtico con soportales. Convertida en una especie de galeria en su interior se encuentran las esculturas entre otras de El Perseo de Cellini y El Rapto de las Sabinas de Giambologna.

    • Otros lugares destacados de la Piazza Della Signoria son el Palacio Uguccioni, el Tribunal de las Mercancias, la Fuente de Neptuno y la Estatua ecuestre de Cosme I.

  • Museos florentinos: dos visitas imprescindibles.

  • Galeria Uffizi: donde poder contemplar impresionantes pinturas de los artistas más importantes como Miguel Angel, Botticelli, Rafael, Leonardo Da Vinzi o Tizziano, entre ellas el Nacimiento de Venus o la Adoración de los Magos.

  • Galería de la Academia: poder admirar entre otras obras de arte el famoso David de Miguel Angel, su obra maestra y la más conocida.

  • Y por último, en cuanto a otras visitas interesantes de Florencia se encuentran el Mercado de la Paja y el de San Lorenzo, las Iglesias de Santa Croce (franciscanos) y Santa Maria Novella (dominicos).

Florencia sin duda hará las delicias de cualquier pareja que decida escogerla como destino para pasar su luna de miel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *