Tareas del novio para la boda

Normalmente el novio intenta escaquearse de los preparativos de boda pero tenemos que intentar conseguir involucrarlo y que nos ayude en todas las tareas necesarias para que nuestra boda termine siendo perfecta, estas son algunas de las tareas del novio para la boda. La primera de las tareas en las que el novio puede participar […]

Normalmente el novio intenta escaquearse de los preparativos de boda pero tenemos que intentar conseguir involucrarlo y que nos ayude en todas las tareas necesarias para que nuestra boda termine siendo perfecta, estas son algunas de las tareas del novio para la boda.

La primera de las tareas en las que el novio puede participar es en hacer la lista de invitados, es una oportunidad para decidir a que familiares y amigos vais a invitar, aunque lo normal es que la lista la haga la novia y que la pase al novio para que la revise y compruebe si falta algún invitado. Es el momento de acordad quienes estarán invitados y cual será la cantidad aproximada.

La elección del coche donde llegará la novia y de desplazarán posteriormente ambos, seguro que es un tema que les encantará, y con ellos tendrán una mejor idea para elegir la opción más apropiada para un día tan importante, eso si, la mujer tendrá la posibilidad de dar su opinión y el toque femenino con la decoración.

Otra de las tareas que podéis dejar para el novio es la elección de los anillos de boda, déjale que los elija él, así el día de la boda tendrá una bonita sorpresa.

Más tareas que podéis encargar al novio son la elección del DJ y la música para el resto de la boa, ya sea la ceremonia, banquete…,

El viajes de novios o luna de miel también puede ser organizado por el novio, aunque en la mayoría de los casos el destino lo decidís entre los dos, una vez este decidido ese destino déjale a el que sea el que se encargue de organizarlo y contratarlo, y de esta manera seguro que te puedes llevar alguna otra sorpresa que no esperabas por su parte.

La elección de las bebidas siempre se ha etiquetado más a una elección por parte del novio pero es cierto que tanto la elección de los menús y las bebidas debe ser una tarea compartida y decidida en común.

La idea es que os repartáis las tareas que más os gustan a cada uno o las que podáis aportar más experiencia a la hora de tomar una decisión, pero esta claro que la decisión final siempre debe estar consensuada por ambos, no tenemos que recordaros que os casáis los dos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *