Protocolo para vestir en bodas celebradas de día

Como ya os contamos en nuestro artículo Bodas de día o de tarde-noche, entre una boda de día y otra de noche existen bastantes diferencias, y una de ellas viene dada por la forma de vestir.

Os damos algunas recomendaciones sobre cual es el protocolo para vestir en las bodas celebradas de día:

En primer lugar, según protocolo, por la mañana los vestidos deben ser cortos, pero ojo con el corto, más o menos por encima de la rodilla.

La madrina es la única que se puede permitir la licencia de ir de largo a cualquier hora del día y también dependiendo del tipo de boda, puede llevar mantilla, y si lo hace el color más aconsejable es el negro, con brazos y hombros cubiertos.

Los vestidos de día suelen ser más sencillos, de telas menos recargadas, es aconsejable evitar las lentejuelas o los brillos.

Los colores deben ser más suaves y naturales, y por supuesto nunca blanco o tonos similares, ya que es el color en exclusiva de la novia, y también procurar huir del look total en negro.

Boda en la playa

En este tipo de bodas no hay problema en lucir un bonito tacón, aunque por el día un poco más comedido, procurar dejar los tacones de vértigo para la noche.

Elegir complementos más sencillos y menos recargados, siempre acordes con el estilismo elegido y con la época del año que se celebre la boda.

En una boda de día unos de los complementos más utilizados son las pamelas, sombreros o tocados. En cuanto al tamaño de las pamelas es aconsejable que no sobrepasen el ancho de los hombros. Y es importante recordar que cualquiera de estos complementos no se puede quitar en ningún momento mientras dure la boda, ni durante la ceremonia ni durante el banquete.

En cuanto a los escotes hay que procurar que no sean exagerados, sobre todo si la ceremonia es religiosa, ya que si el vestido deja los hombros al descubierto éstos deben ir cubiertos con una chaqueta, chal o pashmina.

Y por último, el maquillaje y peinado elegido para una boda de día debe ser lo más natural posible, elegante y favorecedor.

Como veis, son unas sencillas recomendaciones a mano de cualquiera para intentar seguir lo mejor posible el protocolo de vestimenta de una boda celebrada de día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *