Planifica tu boda en Navidad.

Casarse en Navidad puede suponer una de las experiencias más bonitas y románticas para una pareja. La Navidad está plagada de momentos emotivos, familiares y entrañables, y que mejor que estar todos juntos y poder disfrutar de una doble celebración con toda la familia y amigos. Os damos algunas ideas por si habeis decidido que […]

Casarse en Navidad puede suponer una de las experiencias más bonitas y románticas para una pareja.

La Navidad está plagada de momentos emotivos, familiares y entrañables, y que mejor que estar todos juntos y poder disfrutar de una doble celebración con toda la familia y amigos.

Os damos algunas ideas por si habeis decidido que la mejor fecha para casarse es la Navidad.

En una boda navideña, la decoración juega uno de los papeles más importantes.

Los colores por excepción son los rojos, verdes, dorados, platas, marrones….., con buenas combinaciones hechas con gusto y elegancia se consiguen efectos maravillosos.

Nos podemos imaginar mil decorados navideños, pero hay algunas cosas que no deben faltar como luces, bolas de navidad, velas, campanas…… y ya puestos, el marco perfecto seria acompañar todo esto de la siempre tan espectacular nieve, pero bueno, eso no está en nuestras manos…

Tampoco pueden faltar los tipicos arreglos florales navideños, con piñas, muerdago o flores de pascua.

Y como no, no nos podemos olvidar de una de las estrellas navideñas, el arbol de Navidad,  un gran abeto que se puede decorar con una mezcla de motivos navideños y nupciales.

Una idea original es pedir a los invitados que colaboren y ayuden a adornar el arbol colgando o bien un detalle que previamente se reparte a cada uno, o bien una tarjeta con  deseos, dedicatorias o felicitaciones.

En cuanto al menú, los postres es el momento perfecto para lucirse: bandejas con turrones, mazapanes, polvorones, bombones o roscon de Reyes seguro que hacen las delicias de todos los asistentes.

Si queremos entregar los tipicos regalitos a los invitados, podemos obsequiarles con algun detalle navideño especial que sirva para colgar en sus arboles o para adornar sus casas.

Y para amenizar la velada musicalmente nada mejor que unos buenos villancicos.

Aunque no a todo el mundo le guste, la Navidad no deja de ser una fecha mágica, llena de recuerdos, ilusión, felicidad y buenos deseos, una fecha especial y distinta para compartir con los seres queridos y dar el tan esperado “si quiero”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *